Estimulación cognitiva en personas mayores

La estimulación cognitiva es una terapia no farmacológica que agrupa un conjunto de técnicas y actividades cuyo objetivo es mejorar y/o mantener el funcionamiento cognitivo, el cual está compuesto por funciones como el lenguaje, la memoria, la concentración y la atención entre otras.

Es muy recomendable que las personas mayores, tanto si presentan deterioro cognitivo como si no, lo realicen. De hecho, cada vez son mas los neurólogos que recomiendan realizar este tipo de actividades dados los efectos positivos que producen en los mayores.

Es muy recomendable, sobre todo cuando se presenta deterioro cognitivo, realizar estas actividades contando con la ayuda de un psicólogo especialista en la materia; quien podrá establecer un plan individualizado de atención y adecuar dichas actividades a cada persona para lograr los objetivos marcados en el plan individualizado de atención. 

Actividades que nos ayudarán al mantenimiento de las funciones cognitivas

No obstante, a continuación, os vamos a indicar algunas actividades que nos ayudarán al mantenimiento de las funciones cognitivas.

  • Escritura: en función de las capacidades de las personas, se puede trabajar la escritura con apoyo de material caligráfico o a través de un dictado.
  • Memoria: podemos trabajar tanto la memoria reciente como la lógica.
    • Reciente: la persona tiene que ir memorizando pequeños listados de palabras a base de repeticiones (lectura u oído).
    • Lógica: Se lee un texto para que, posteriormente, lo reproduzca con el mayor número de detalles posibles.
  • Atención/concentración: se trabaja con listados de números-letras-imágenes y tiene que encontrar las letras iguales de una gran lista, identificar los números, sumar dos números de manera consecutiva, encontrar letras que sigan o se precedan en el abecedario, etc. También podemos trabajar esta capacidad mediante sopas de letras.
  • Gestualidad: se pueden realizar ejercicios del tipo adivinar al personaje mediante imitación o saber de que acción se está hablando mediante gestos.
  • Orientación temporal: se trabaja hablando de fechas especiales y podemos utilizar el calendario para apoyarnos sabiendo que día es, en que estación nos encontramos o que festividades tenemos próximamente.
  • Memoria: se trabaja la memoria remota mediante la descripción de fechas y actos significativos. Es útil apoyarse en fotografías.
  • Categorización: se han de establecer categorías; para hacerlo más dinámico de se puede hacer de forma oral. Por ejemplo, países, pueblos de Valencia, colores…
  • Cálculo y operaciones sencillas: se le facilita una hoja con diferentes operaciones matemáticas siguiendo el siguiente patrón: suma-suma llevando, resta-resta llevando, multiplicaciones y divisiones.
  • Fluencia del lenguaje: para facilitar esta actividad se pueden utilizar fotografías, revistas o dibujos que nos servirán para que nos cuente una breve historia de lo que ve. Si se estanca se pueden hacer preguntas abiertas para que le resulte más fácil continuar.
  • Lectura: es preciso adecuar el tamaño del texto a la visión de la persona, como en todas las actividades comentadas, su complejidad se adecua a sus capacidades. Podemos completar esta actividad trabajando la memoria a corto plazo, haciendo preguntas sobre el tema.

También podemos proponer actividades de adivinanzas o completar refranes, entre otras. Lo importante, como ya se ha comentado anteriormente, es que estas actividades sean estimulantes para las personas y se adecuen a sus capacidades cognitivas.

En Acuidas, además del servicio de cuidado de mayores a domicilio, ponemos a tu disposición diversos servicios complementarios, contamos con psicólogos especializados en estimulación cognitiva que pondrán a tu disposición todas las herramientas para trabajar la estimulación cognitiva de tu ser querido. Si quieres saber más, contacta con nosotros llamando al 960 83 86 59 o pinchando aquí