Infección de orina en mayores.

Sin duda, uno de los problemas mas habituales en ancianos, y que compromete su bienestar, es la infección de las vías urinarias. La infección de orina en personas mayores se posiciona como uno de los procesos infecciosos más comunes, que puede resultar muy molesto y perjudicial.

Desde Acuidas, os queremos indicar algunos de los síntomas que presenta y facilitaros una serie de consejos para su prevención.

¿Qué es la infección del tracto urinario?

La infección del tracto urinario, es un proceso inflamatorio causado por la multiplicación de gérmenes nocivos en esa zona. Puede aparecer en ambos sexos, pero su incidencia es mayor en mujeres.

Tipos de infección de orina

En función de la localización, las infecciones urinarias pueden clasificarse en diferentes tipos:

  • De vías bajas o inferiores: prostatitis, uretritis y cistitis
  • De vías altas o superiores: nefritis bacteriana aguda, absceso perinéfrico, pielonefritis agudas y absceso intrarrenal

Las más comunes son la pielonefritis aguda, que afecta al riñon, la cistitis, que afecta a la vejiga y la uretritis, que afecta a la uretra

Causas

Este tipo de infecciones suele producirse cuando ingresan bacterias en el tracto urinario a través de la uretra y tras ello se multiplican en el interior.

¿Por qué es tan frecuente en ancianos?

Al igual que el sexo, la edad también es un factor de riesgo. Esto se debe a que el sistema inmunológico de los ancianos está mas debilitado, por lo que son mas vulnerables a tener infecciones.

Por otra parte, con la edad se produce una pérdida en la sensación de sed por lo que se tiende a beber menos agua, lo que provoca una disminución en la creación de orina y los gérmenes permanecen durante más tiempo en zona.

Síntomas más comunes

Aunque no siempre presente síntomas y signos, cuando lo hacen, entre los síntomas mas comunes podemos encontrar los siguientes:

  • Ir al baño con mayor frecuencia, pero con escasa cantidad.
  • Tener la sensación de querer orinar tras acabar de hacerlo.
  • Escozor al orinar (disuria).
  • La zona vaginal se enrojece.
  • Fiebre
  • Cambios de color y olor en la orina. Orina de color rojo, amarronado o rosa brillante (signo de sangre en la orina)
  • En mujeres, dolor alrededor de la zona del hueso púbico y en el centro de la pelvis.

En el caso de adultos mayores, es común que las infecciones se confundan con otras afecciones o se pasen por alto.

Además, pueden aparecer cambios en su conducta habitual, como los siguientes:

  • Inquietud.
  • Irritabilidad.
  • Apatía.
  • Desorientación.
  • Cansancio desmesurado.

Tratamiento

El tratamiento para tratar estas enfermedades incluye antivirales, si están causadas por virus, o antibióticos, si están causadas por bacterias.

Es el médico quien debe determinar la duración y el tipo de tratamiento que se debe seguir en cada caso y analizar si el paciente presenta algún trastorno que pueda agravar la situación.

En el caso de que sea producida por una obstrucción o una anomalía física, como pueden ser las piedras del riñón o el útero y vejiga caídos, puede que sea necesaria la cirugía para eliminar la obstrucción o para corregir la anomalía.

¿Cómo prevenir la infección urinaria en ancianos?

A continuación os damos algunos consejos para prevenir este problema en mayores:

  • Beber agua frecuentemente, aunque no exista sensación de sed, lo que facilita la hidratación y logra que la orina sea menos concentrada y se eliminen las bacterias con micciones frecuentes.
  • Vaciar la vejiga frecuentemente; con ello evitamos que las bacterias permanezcan mucho tiempo en la uretra por lo que minimizamos las probabilidades de padecerla.
  • Mantener el área genital limpia e hidratada,principalmente después de mantener relaciones sexuales.
  • No utilizar jabones agresivos para lavar el área genital.
  • Si se presenta incontinencia es recomendable el uso de productos transpirables y realizar el cambio de pañal de forma frecuente.
  • El uso de sonda vesical aumenta la probabilidad de que aparezcan infecciones, hay que manipularla de forma aséptica y reducir al máximo la duración de su uso.
  • La alimentación también puede ayudarnos a disminuir la incidencia y duración de las infecciones del tracto urinario, para ello es recomendable seguir una buena alimentación para mantener el sistema inmunológico es óptimas condiciones.

Todas estas recomendaciones conseguirán disminuir la incidencia de infecciones urinarias y su duración. Sin embargo, no siempre es sencillo seguirlas por falta de tiempo o por que los familiares no convivan en el mismo domicilio que la persona mayor.

Si necesitas ayuda o consejo para el cuidado de una persona mayor, desde Acuidas, ponemos a vuestra disposición servicios de ayuda a domicilio 100% personalizados en función de las necesidades de cada persona. Contacta con nosotros llamando al 960 83 86 59 o a través del formulario de contacto de nuestra web.